Los valores y el deporte como medio formador

Los valores son  normas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto, los niños y niñas desconocen lo bueno y lo malo, las normas que rigen su realidad familiar y sociedad, son la que van formado su conciencia ética con el avances de su desarrollo. Pero necesita ayuda y guiatura  en este transitar, en estos casos,  la educación informal y la formal.  Aquí entra varios medios para reforzar los valores, dentro de ellos, caso especifico, el que nos toca, el Deporte como medio informal para ser parte de este proceso de formación.

Actualmente estamos viviendo la era de la globalización (Cajigal-1975,  en su obra Deporte en la Sociedad Actual hablaba de la Cibernética como antecesora de esta), la  situación país, entre otras. Donde se hace necesario reflexionar y tomar una pausa y desde el rol de educadores físicos, tomar conciencia de estas áreas de atención e iniciar con  fortalecer los valores universales, por  citar la paz, el medio ambiente,  la tierra como plantea, además de los valores tradicionales de cada sociedad e institución, donde hacemos vida.   Hemos observados que tenemos que recurrir a libros, videos, películas, artículos de prensa, para recordarnos que hay valores universales y tradicionales, cuando debe ser un habito  del día a día y por ende un estilo de vida.  Todos estos valores están bien fundamentados, la palabra clave,  es FORTALECER,   la importancia de preservar los valores humanos fundamentales para la supervivencia de la comunidad como una sociedad integral.  Para ello es necesario que los valores estén integrados en todos nuestros contenidos del deporte, en  cada sesión de  trabajo y que sea formativo-recreativo,-competitivo- ameno para su fortalecimiento.  Así como les hable de la globalización,  así son nuestros niños y niñas, aprende rápido con las nuevas formas de aprendizajes, esta ventaja competitiva,  debemos utilizarla como una estrategia en cada nivel deportivo.

El deporte como medio socializador   es una de las herramientas de la educación formal e informal. El deportivismo como valor tradicional esta siendo desafiado en las fases secundarias, universitarias y llegando hasta el deporte bases. No necesitamos revisar bibliografías que soporten estas aseveraciones, porque las hemos vivido en nuestras filas como educadores físicos, desde el comportamiento de los jugadores, entrenadores, padres y porque no, los  dirigentes de Ligas, Asociaciones hasta llegar a Federaciones.

Partir de estas premisas  nos lleva a plantear metas inmediatas con acciones en sitio, desde lo educativo.   ¿Por donde debemos empezar?  Aquí debemos trabajar con el equipo de Bienestar –Deportes de cómo fortalecer los valores universales y tradicionales.

El trabajo debe ser con todos los involucrados en los procesos de cada disciplina deportiva, algunos tips para irlos trabajando:

A.     Toda disciplina tienen reglas de juegos y cada atleta debe conocerlas y aplicarlas.  La responsabilidad de cada jugador esta en jugar con ellas y respetarlas. Las mismas deben ser enseñanza de acuerdo al nivel en que se dicten.  Esto aplica para los padres y familiares.  Los niños y niñas de hoy son el hombre y mujer del futuro.

B.     Formar equipo, los atletas, comprende su comportamiento y responsabilidad, cuando son parte de un equipo. Donde se refleje que todos son uno solo.  Un jugador de equipo no tolera conductas no deportivas de sus integrantes.

C.     Administrar los momentos furibundos, control de si mismo. El discutir con los jueces, entrenadores o contrarios, es un esfuerzo equivocado.  Debemos enseñarlos a ser capaces de trabajar con ella y ser ecuánimes.

D.     La participación de todos en los juegos es fundamental, tener la oportunidad de aplicar lo aprendido.  Jugar de acuerdos a las reglas.  La estrategia es que los mas habilidosos  enseñen a los que están en procesó de consolidar su aprendizaje y que están en el equipo. La competencia es parte de la enseñanza y así debe estar planificada y entregada a los padres.

E.     El juego limpio, la honestidad y la integridad, son parte integral de los deportes y en cada disciplina.  Un buen atleta no quiere resultados sin esfuerzo, implica entrenamiento y compromisos.  Utilizar medios fuera de la regla,  jugadores no elegibles, usos de medios ergogénicos farmacológicos para aumentar el rendimiento, entre otras, no son parte del juego limpio.

F.     Las instrucciones del técnico son la guía para padres y atletas, donde se atiende y aplican. El técnico es el modelo de estos actores.

G.    El respecto al equipo contrario o jugador. Los atletas-padres respetan las fortalezas y debilidades de sus contrarios.   Debe iniciarse en las categorías tempranas,  la base son los padres y representantes para su comportamiento interno y externo.

H.     El refuerzo y motivación, es un buen síntoma del deportivismo, elogiar a sus compañeros cuando lo hace bien y reforzarlo cuando no sale la jugada, pero la ejecuto.

I.      Aceptar las decisiones de los jueces, el atleta reconoce que hay normas y procedimientos de juego, donde a veces no las comparta, pero para eso esta los técnicos, su rol es ser jugador y por ende esta preparado para ello. (Enseñarlo).

J.     Cuando finaliza la jornada del encuentro, se termina calmado y sereno. Tomarse su acción de cerrar con el saludo y las reuniones con su técnico, esta debe ser siempre.

Son ideas que todos conocemos,  pero como señale anteriormente estamos viviendo situaciones donde se hace necesario reforzar las mismas. 

Un resumen de las premisas expuestas:   Sigue las reglas, Comparte con el equipo, Evita discusiones, Comparte responsabilidades con el equipo, Todos tienen la oportunidad de jugar, Siempre jugamos limpio, Sigue instrucciones del técnico, Respecta al equipo contrario, Refuerza y motiva, Acepta decisiones de los técnicos y Termina el juego calmado y motivado para el próximo encuentro.

Prof.   Francisco Torres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *