Brazalete Fair Play para un alevín por defender al árbitro ante su entrenador

El árbitro tuvo que soportar insultos graves de un entrenador de categoría alevín y el jugador se puso de su parte y le animó a seguir.

El jugador alevín del club Vistahermosa C.F. ‘A’ Mario García Jaramillo, de sólo once años de edad, dio a todos un ejemplo de juego limpio y deportividad en el partido disputado el pasado 17 de marzo frente al Andalucía Este en la Cuarta Andaluza Alevín de Sevilla.

Tras un primer tiempo en el que el árbitro tuvo que soportar «actos e improperios» protagonizados tristemente por el entrenador del Vistahermosa ‘A’, Antonio Checa Olmo, así como de parte de los aficionados de ese mismo equipo, según el acta arbitral, y pese a ser un partido de categoría alevín de niños; Mario García, con su apenas 1’40 metros de estatura, se dirigió al colegiado antes del inicio de la segunda mitad y le comentó: «Árbitro, tú no le eches cuenta a mi entrenador ni a la gente de la grada, tú sigue así que lo estás haciendo muy bien, ánimo».

El árbitro Juan de Diego Aguilar, con muy buen criterio, mostró la tarjeta verde por este motivo al jugador alevín Mario García Jaramillo por su gesto de «humildad y educación ante el árbitro, dando un gran ejemplo a padres y jugadores», según refleja el propio colegiado Diego Aguilar en su informe.

Este pasado fin de semana, con ocasión del siguiente partido del Vistahermosa C.F. alevín «A» en casa, la delegación provincial de la RFAF en Sevilla ha impuesto a Mario García Jaramillo el brazalete de «Fair Play» por la tarjeta verde recibida la semana anterior. El secretario de la delegación federativa sevillana, Francisco Gradis, ha sido el encargado de imponer esta distinción al joven futbolista, que la lució con orgullo y ante el aplauso de los dos equipos durante todo el partido.

Por contra, el Comité de Competición de la RFAF en Sevilla ha castigado con cinco partidos de sanción al entrenador del Vistahermosa C.F. alevín «A», Antonio Checa Olmo, por menospreciar e insultar al colegiado y no retirarse del campo cuando fue expulsado, manteniéndose detrás de una valla con su actitud hostil y poco ejemplarizante hacia el árbitro.

El brazalete de «Fair Play» es una de las tres primeras medidas puestas en marcha desde la nueva oficina del Defensor del Menor del Fútbol Andaluz de la Real Federación Andaluza de Fútbol con el objetivo de prevenir acciones de abusos o violencia contra menores en nuestro deporte con acciones disuasorias, así como premiar y elogiar buenas acciones de juego limpio en las instalaciones deportivas donde se disputan partidos de fútbol con menores de edad como protagonistas.

Fuente: www.rfaf.es
Autor: Rafael Jiménez
Fecha de publicación: 26/3/2018
URL de la noticia: https://www.rfaf.es/pnfg/NNws_ShwNewDup?codigo=55955&cod_primaria=5000289&cod_secundaria=5000289#.WsKQSflubIU

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *