Qué difícil es ser entrenador de formación y qué maravilloso!!!!! 

¿Por qué es tan difícil ser entrenador de formación? Es un compromiso y responsabilidad muy grande, ya que estamos trabajando con niños llenos de energía e inocencia, esponjas que lo absorben absolutamente todo, así que nuestro nivel de preparación tiene que ser muy alto para la comunicación con ellos, tener mucho tacto al expresarnos, los peques estarán pendientes de cada movimiento que demos, somos su ejemplo a seguir, sus ídolos dentro de ese rectángulo en el que ellos decidieron ser felices, divertirse, simplemente JUGAR.

En algunas ocasiones, por no decir en la mayoría de los casos, guiados por sus padres, los cuales también son parte importante.

Mi filosofía es: por cada niño, tenemos otra responsabilidad más que son los representantes, a quienes también tenemos que saber formar y jamás apartarlos de la disciplina, por supuesto, cada quien en su espacio.

Maravilloso!!! ¿Por qué es tan Maravilloso? Simple, son el futuro, su inocencia nos transporta en el tiempo y nos recuerda lo genial e increíble que es ser niño y saber que podemos ser parte importante en sus vidas tanto en lo deportivo, como en lo social y todo lo que engloba la educación de formación deportiva, siempre acompañada de los valores, compañerismo, puntualidad, amistad, alimentación, entre muchos más.

“Transpórtate al pasado y recuerda a tu primer entrenador, si lo recuerdas de forma ejemplar, significa que él logro el objetivo, pues nuestra meta y mayor satisfacción como entrenadores y seres humanos, es lograr lo mismo con nuestros hijos del rectángulo más maravilloso del mundo”.

6 comentarios Añade el tuyo
  1. Excelente reflexión! Yo como padre de niños futbolistas, estoy 100% de acuerdo…más que buscar un nivel profesional en nuestros niños, debemos buscar y cuidar aquel entrenador q sea esa mano amiga y de confianza pra el niño. Ese debe ser el primer paso…luego, todo viene solito. Gracias a los profes que con el corazón, forman a nuestros hijos y nos aguantan como padres!!!

  2. ¡Guao! Qué inspiradoras sus palabras!!
    Aunque no tengo hijos, me sentiría tranquila y orgullosa de que mis sobrinos tuvieran un entrenador con esa entrega y pasión. Mil felicidades y muchos éxitos!!

  3. Excelente Reflexión, es cierto trabajar con niños no es sencillo, además si tenemos en cuenta que los padres influyen mucho, debemos saber como manejar el efecto positivo o negativo. Grandes palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *