Entrevista a Pedro Millan

Pedro Eduardo Millan, un Vinotinto en corazón, cuyo compromiso y amor por el fútbol le ha permitido prepararse de manera extensa, con licencias de entrenador en España y USA, con carrera universitaria en Indiana y dos masters, uno con el Real Madrid y otro con la RFEF, con carrera como jugador en tres países y con más de dos décadas dirigiendo a su estilo, usando la motivación y gerencia como ventanas al conocimiento.

Más de 25 años ligado al fútbol de formación ¿Cómo decidiste dedicarte a entrenar fútbol infantil?
Desde que tuve la oportunidad de entrenar y dirigir campamentos, sentí una energía extensa por el enseñar fútbol. A medida que fui madurando como jugador más sentía la necesidad de compartir mis vivencias, conocimientos y sobre todo influenciar la pasión por el juego. Un primer gran paso para descubrir mi amor por esta faceta de la dirección y formación fue a través de una lesión de ligamento cruzado que tuve cuando jugaba en la Universidad de Evansville y en mi tiempo de recuperación alejado del césped, Fernando Tudela, me sedujo y apoyo para dirigir de manera seria y comprometida, fue un mentor maravilloso. Sin embargo, decidí dedicarme a esto como forma de vida cuando sentí que conectaba con los jugadores de una manera natural y que me sentía muy feliz y completo haciendo lo que disfruto mucho y para lo que me he preparado tanto, el fútbol.

¿Qué valores consideras son importantes y cuales encuentras en el fútbol?
Es fútbol más allá de un estado de ánimo también es una representación de la vida en versión corta, medida en entrenamientos y partidos. Por ende, hay infinidad de valores demostrados, ya sea por su exceso o por su vacío.
Dentro de los más importantes, probablemente sea el respeto al juego en todo su entorno, incluyendo a compañeros, entrenadores, staff, árbitros, contrarios, espectadores y al fútbol mismo como tal. Dentro de los muchos otros valores que se encuentran en el fútbol, hay uno que me encanta, y es la lealtad, a los compañeros, al escudo, al club, a la selección, a la salud, a la honestidad y al estilo de juego. Disfruto mucho cuando veo y/o escucho de casos como el de Maldini en el Milán, Messi o Xavi en el Barza, Raúl en el Madrid, Zanetti en el Inter, Gerard en el Liverpool, Giggs o Fergusson en el Manchester. Un equipo de fútbol funciona como una familia, una familia sin respeto o lealtad, no sale adelante.

¿Estás dispuesto a trasmitir estos valores en la formación de los niños, niñas y adolescentes?
Si, por supuesto. El no transmitir esos valores internos y arraigados, sería una traición a mí mismo. Muchos de los seres que más ayudaron en mi formación, fueron mis entrenadores de fútbol. Entre muchos de ellos, Pedro Febles siempre está presente, al igual que José Alonso.

¿De qué manera intentas hacerlo?
Relacionando las vivencias del fútbol con todo lo que nos rodea. Buscando puntos de encuentro entre los jugadores, dependiendo de su género, edad y nivel, la realidad actual y mi persona.

¿Qué señales te dan los niños, niñas y adolescentes que estás haciendo bien tu trabajo de formación?
Hay dos señales muy destacadas que siento evidencian los frutos por recoger, una de ellas es el sentir y estar comunicados con muchos de mis jugadores aun tiempo después de haber dejado de dirigirlos, aún conservo contactos con jugadores que dirigí hace más de veinte años. La otra señal es poder ver a jugadores destacarse en niveles superiores o posteriores a los que yo los tuve, es decir poder haberlos influenciado futbolísticamente hablando, de tal manera que pudieron escalar en esta difícil travesía del futbol. Casos como el de DeAndre Yedlin (Newcastle), Josh Tudela (LA Galaxy), o Nico Rei (Seattle Sounders) entre otros.

Pedro Millan y Guti Hernández
Pedro Millan y Guti Hernández

¿Cómo mantienes la relación con los padres?
La relación con los padres es limpia, saludable y por supuesto desafiante a veces. Los padres piensan con el corazón, hablan con sentimientos y solo tienen ojos para sus hijos en el campo. Soy padre los entiendo. Promuevo la comunicación directa, respetuosa y en persona. Trato de evitar que la facilidad de los textos y emails, ocupen lo que anteriormente se hacía en persona, comunicarse, y conectar. Hoy en día es muy fácil para un padre expresar desagrado o queja detrás de un aparato. Lo cual es impersonal, lleva mucho tiempo en responder y en muchos casos aíslan la relación entrenador-padre, dos entes con un gran impacto en los jugadores.
En los equipos profesionales con Academias, los padres tienen muy poca o ninguna interacción con el staff, lo cual permite menos posibles problemas, pero también evita crear una sensación de equipo, de proximidad, de familia futbolística.
No es fácil ser padre.

¿Cómo calificas la ayuda de los padres en el proceso formativo de sus hijos?
La ayuda de los padres es esencial en cualquier faceta formativa de los hijos, no solo en el fútbol. Hoy más que nunca es importante la ayuda de los padres, ya que, con tanto dinero en los deportes profesionales, y con tantas distracciones en la vida moderna de los jóvenes, es fácil confundir valores y mezclar afición con vocación.
Soy de los que piensa que hay que buscar motivar a los hijos a que sigan y representes sus pasiones. A que sueñen y planeen para intentar conseguir esos sueños. Es importantísimo que los padres sean honestos, pero no solo con los hijos sino también consigo mismos, entender que las probabilidades de ser exitoso y jugar en el fútbol de elite mundial, son muy pero muy bajas, que no vivan a través de ellos. Y aun por encima de muchos otros componentes, permitir a los hijos a caer, a fallar y a levantarse, estar preparados para apoyarlos, pero sin sobreprotegerlos. Las vivencias del fútbol nos preparan para el partido mayor, la vida.

¿Qué errores consideras más comunes en la formación de los niños, niñas y adolescentes en el fútbol?
En cuanto a la formación de campo,

  1. El permitir que “el ganar” sea el único objetivo, ese sería uno de los grandes errores.
  2. El no exigir más formación y estudios a los entrenadores, directores y presidentes de clubes.
  3. El permitir que el ego de los entrenadores se anteponga ante de los objetivos del equipo.
  4. La sobreprotección de los padres a los niños y el uso de excusas o falta de apropiación de responsabilidades por falta de los jóvenes jugadores.

¿Cómo podemos ayudar a los árbitros?
Siendo árbitros. Pasando por los mismos cursos y dirigiendo partidos reales para sentir exactamente lo que sienten ellos.
Por otro lado, mas campañas de concientización, donde los árbitros puedan hacer cursos y charlas con los jugadores y entrenadores de clubes.
También exigirle a los clubes que cierta cantidad de jugadores y/o padres se registren como árbitros para continuar añadiendo más de ellos y no tener déficit de personal como pasa en muchas ligas. Convertirnos en la solución.

¿Qué crees que es lo mejor del fútbol de formación?
Dos cosas, la primera es la satisfacción de ver competir a los jugadores por el puro amor al juego, cero contaminación. La segunda, es poder ser parte y evidenciar la progresión de los jugadores, es un orgullo ver crecer y evolucionar.

Podrías recordar algún entrenador que te haya marcado en tu etapa como jugador en formación y ¿por qué este en especial?
Casualmente ya lo había comentado antes, Pedro Febles, José Alonso, Gabriel Boyerizo, John Beracochea y Benjamín Iglesias. Pedro porque siempre exigió mucho, pero conectaba, sabia como llegar con una naturalidad importante, lo recuerdo siempre, una gran pérdida para el fútbol venezolano se nos fue muy pronto. Alonso porque al estilo de Ancelotti o Zidane, se basaba más en la gerencia que en los propios ejercicios, uno de los mejores humanos que he conocido, Boyerizo, por su amor por el fútbol, por su disfrute en el campo y por una infinidad de consejos, Beracochea porque era un futbolista en vivo, recién retirado como profesional, inspiraba el juego, él era fútbol, imposible no querer jugar para él, aparte siempre de frente y al mismo tiempo cariñoso, grandes mezclas, e Iglesias por su cuidado por los detalles, por su educación, por su léxico y por su compromiso con la preparación, hasta el Sol de hoy me sigue regalando conocimiento, ya sea en libros, mensajes o análisis.

¿Qué consejo quieres dejar a todos los involucrados en el futbol de formación?
Primero que no dejen de prepararse, segundo que busquen influenciar a largo plazo, correcto y eficiente, pero paciente y tercero que somos muy afortunados de poder contagiar a otros y mejorar o tratar de alcanzar a aquellos que nos contagiaron a nosotros.

Tu opinión sobre abcdelfutbol.com
Un proyecto genial, rodeado de energía positiva, con profesionales del medio que han invertido grandes partes de su vida en este deporte, y que lo continúan haciendo por las razones correctas, pasión y compromiso. Orgulloso de todos los que forman parte de abcdelfutbol y quieren marcar diferencias.

¿Deseas opinar de algo que no hayamos preguntado anteriormente?
Habemos muchísimos entrenadores venezolanos concentrados en categorías menores y afines por todo el mundo. Sería estupendo poder reunirnos todos en algún momento, abcdelfutbol nos acerca en ese sentido.
Ojalá nos podamos encontrar algunos dirigiendo a nuestra Vinotinto en menores o la mayor en un futuro y poder aportar en la misma dirección, aprovecho y felicito a Rafael Dudamel y su staff por la gran labor trabajada desde muy abajo con la selección.
Por cierto, estaré con uno de mis equipos por Barcelona en el MIC, en un par de semanas, espero verlos y compartir un poco más.

Versión en InglésVersión en inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *