¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL DESARROLLO PSICOMOTRIZ DE UN NIÑO EN SU CAMINO AL ÉXITO PERSONAL Y DEPORTIVO?

Desarrollo Psicomotriz de 3 a 6 años
Hablando desde un aspecto global de la dimensión humana, el largo camino de la excelencia académica y deportiva se inicia desde la concepción. Tomando en consideración que es un tema muy  complejo, hoy nos centraremos a comentar sobre una fase importante del desarrollo de los niños: su psicomotricidad de 3 a 6 años. Momento en el cual, el niño mejora sus aprendizajes y evoluciona su personalidad.
 Para comprender mejor el impacto que tiene el desarrollo psicomotriz en el infante en esta edad, mencionaremos que, en esta fase de maduración el niño alcanza alrededor del 90% de su desarrollo cerebral. Durante este ciclo madurativo, el cerebro del niño funciona a todo pulmón. El consumo de glucosa no se detiene de aumentar. Al cabo de los 4 años, el cerebro del niño consume de 2 a 3 veces más de glucosa que el cerebro de un adulto. Esta demanda se mantendrá hasta los 10 años. Para sostener este desarrollo acelerado, el infante necesita de condiciones favorables, es decir, una alimentación completa y equilibrada, buena calidad del sueño, actividades físicas e intelectuales.
Por lo tanto, la psicomotricidad juega un papel predominante y tendrá la gran misión de aumentar el desarrollo global del niño en los componentes: sensomotriz, afectivo, cognitivo y su relación con los demás a través de la actividad corporal. Asimismo, ayudará al niño a ser más autónomo, equilibrado y feliz. Así como, contribuirá a conseguir aprendizajes como lectoescritura, nociones topológicas, entre otros. Por ello, la importancia de realizar juegos, canciones y cuentos en edades tempranas.
Por todo lo anterior expuesto, no cabe duda que un adecuado y óptimo estimulo psicomotriz a edades tempranas, conducirá a formar mejores y audaces niños, con una excelente personalidad y bien cimentados sus patrones motrices básicos para su futura formación deportiva.
Fuente: www.emzosports.org
Autor: Lic. Ludwig Antonio Padilla Loayza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *