Suspendido un partido de niños de siete años por una pelea entre padres en la grada

¡YA BASTA!

El árbitro del AJ Lérez-EFB Moañesa paró el encuentro en el minuto 20 cuando los menores estaban muy nerviosos y llorando

El campo de A Xunqueira I escribió ayer una página bochornosa de su historia durante un partido de categoría prebenjamín, en la que juegan niños y niñas de alrededor de siete años. Alexander Vázquez Castro, el árbitro del encuentro en el que se enfrentaban los equipos del AJ Lérez y la Escuela de Fútbol Base Moañesa, se vio obligado a suspenderlo en el minuto 20 de juego por una pelea en la grada entre padres y madres de los propios pequeños y en la que se registró al menos un herido y tuvo que intervenir la Policía Local, que identificó a varias personas.

Según relataron los testigos, la discusión se originó al poco tiempo de iniciarse el partido porque unos espectadores, supuestamente padres de jugadores del equipo visitante, se situaron en una valla y dificultaban la visión de otras personas, madres de futbolistas del conjunto local. Rápidamente se pasó de las palabras a las agresiones, obligando al colegiado a suspender el encuentro, en el que los niños estaban ya muy nerviosos y algunos de ellos llorando.

Váquez Castro refleja en el acta que “en el minuto 20 de la primera parte, observo que aficionados de ambos equipos, en su casi totalidad madres y padres de los jugadores (según la información que he podido recabar al término del partido), se enzarzan en una discusión que va subiendo de tono hasta el punto de convertirse en una pelea, teniendo que intervenir las fuerzas del orden público”.

Añade que, “ante la gravedad de los hechos y la corta edad de los jugadores contendientes he decido suspender el partido, estando ambos delegados conformes con mi decisión”. El resultado del partido en ese momento era favorable al AJ Lérez por 3-0.

Se solicitó la presencia de agentes de la Policía Local ante el cariz que alcanzó la pelea, ya que se produjeron varias agresiones e incluso una persona acabó sangrando por un cabezazo.

Por el momento no se ha confirmado si alguna de las personas implicadas en la disputa ha interpuesto alguna denuncia, pero la Policía Local sí identificó a las que tomaron parte en la pelea.

Fuente: Faro de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *