Los hábitos alimenticios en tempranas edades

Una de las principales preocupaciones para los padres con referencia a sus hijos sin duda alguna son los hábitos alimenticios. Para nadie es un secreto que el alimentarnos bien es algo que nos da salud y nos garantiza por lo menos de manera mental que estamos haciendo lo más correcto.

En el caso de lo nos incumbe en abcdelfutbol.com referente a los niños en tempranas edades, la alimentación juega un papel yo diría que protagónico para su formación tanto deportiva como para su vida en general, es más me atrevo a decir que es más importante para esta última debido a que en muchos de los casos una carrera deportiva, en este caso el fútbol, puede durar tan solo la mitad o menos de lo que dura la vida del ser humano.

Es allí donde entra el papel protagónico tanto de los padres como de nosotros  los entrenadores y ¿Por qué digo esto? Bueno tan sencillo como que para los niños sus padres y sus entrenadores de fútbol son su “ejemplo a seguir” incluso en muchas ocasiones sin que nos demos cuenta nos imitan y copian absolutamente todo lo que hacemos. Por ello somos nosotros quienes debemos inculcarles el buen hábito alimenticio desde que son niños.

En el caso de los padres que son quienes están con cada uno de sus hijos todos los días y son los responsables de sus actos, es muy importante que ante todo den un buen ejemplo de cómo  y que se debe comer, no sirve de nada que le digan a sus hijos que deben comer de manera sana y nutritiva si al mismo tiempo ellos ven que sus padres comen de manera no sana y no nutritiva, aquí y aunque no nos demos cuenta empieza un conflicto muy grande en el interior del niño porque ven que sus padres le están diciendo que deben hacer algo pero estos a su vez hacen lo contrario. Es responsabilidad 100% de los padres el velar por los alimentos que ingieran sus hijos, el ejemplo más fácil está en que el niño no es quien cocina, ni es quien tiene la plata para comprar, ni el que decide que quiere comer. Estas tres últimas dependen única y exclusivamente de sus padres y son ellos los que deben garantizar que sus hijos tengan los mejores  hábitos alimenticios posibles.

Hábitos alimenticios en tempranas edades

Por su parte, en el caso de los entrenadores son ellos quienes deben ser el complemento de todo lo que hagan los padres con sus hijos en casa. Me refiero a que en cada entrenamiento deben reforzar e inculcarle a sus entrenados que deben comer y que no, lo ideal es siempre hablarles sobre las comidas que han hecho durante el día en casa, en el colegio o el fin de semana y dándoles ejemplos de que o cuales alimentos son sanos y cuáles no, también deben decirles y explicarles de manera muy sencilla “aprovechándose de su inocencia” que los futbolistas comen sano y que desde que son niños hay que tener hábitos alimenticios correctos para su mejor crecimiento y desarrollo.

De esta manera el niño recibirá un mismo mensaje tanto de sus padres como de sus entrenadores asegurándonos así que el resultado sea el más óptimo, de hecho la comunicación padre-entrenador debe ser prioridad para estos casos y así en conjunto trabajar de la mano en esta ardua lucha que supone el lograr el hábito de la buena alimentación en las tempranas edades.

Estén atentos que muy pronto les daremos nuestras sugerencias sobre que alimentos son los apropiados  y de qué manera deben ser ingeridos por cada uno de sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *